¡El éxito llega sin haberlo planeado!

felicidad2

¡Buenos días! O debería decir… ¡Buenísimos días!

Hoy estoy de súper buen humor porque mi pequeño gran proyecto (este blog) va mucho mejor de lo que podría haber imaginado hace un mes, y todo gracias a ti y a ti y a ti también, a todos los que leéis a diario las cositas que escribo sobre motivación, alegría y felicidad, y me acompañáis en este maravilloso viaje que podríamos titular «dedicarme por fin a lo que más me motiva».

Te cuento un poco cómo suelo funcionar y porqué hoy he decidido cambiar mi forma de publicar: normalmente escribo 3 post a la semana, y tengo preparados los de la semana siguiente para que se publiquen automáticamente. Así no tengo contratiempos y me aseguro de que las cosas funcionen perfectamente con algo de antelación para imprevistos… pero hoy he decidido hacer una excepción y dejar el post que tenía preparado, para escribiros de forma directa porque ¡estoy muy contenta!

Siempre estoy feliz de ver cómo van subiendo las visitas, suscriptores y demás, pero hoy especialmente porque ¡hemos llegado a 1.000 seguidores en Facebook! Por eso este post es un poco distinto al resto.

Quiero contaros cómo empezó este proyecto y cómo me siento ahora que poco a poco veo que puede funcionar. Quiero compartir con todos vosotros por qué decidí lanzarme al mundo del blog y cómo lo estoy viviendo.

Todo empezó hace unos años cuando me di cuenta que dedicaba mucho tiempo a leer y buscar información sobre motivación, buen rollo, alegría, optimismo… Decidí comenzar un blog que titulé «oda al optimismo» en el que contaba anécdotas de mi día a día, siempre positivas. No llegué a escribir más de 3 posts, porque no tenía un método ni una planificación; escribía cuando me apetecía, no había creado una rutina.

Hace algo más de un año, borré lo poco que había escrito y me decidí a volver a intentarlo, aunque de nuevo no lo planifiqué. Para que os hagáis una idea del compromiso que adquirí, escribí un solo post (muy bonito, ¡eso sí!).

Por eso, cuando 6 meses después volví a sentir ganas de escribir, decidí formarme un poco primero y aprender qué es esto de un blog y cómo funciona. Leí muchísimo sobre ello, hice algún seminario corto, y algún curso especializado, siempre sin perder de vista que mi objetivo era escribir sobre optimismo y motivación, y poder ayudar a otros a sentirse bien y mejorar como personas.

Hace un mes decidí lanzarme por fin con un calendario por delante, sabiendo que los seguidores se hacen de rogar y hay que tener muchísima paciencia para ver los frutos del trabajo realizado, aunque se haga con la mayor de las motivaciones.

Así empecé hace un mes, pidiendo a mis amigos/as que me siguieran y compartieran mi blog. Por suerte tengo a mi alrededor mucha gente que me apoya de muchas formas distintas: hay quien me manda artículos y vídeos súper interesantes, hay quien recorta en las revistas aquellas entrevistas y frases más motivadoras, hay quien comparte todo lo que escribo en mi blog con sus amistades, hay quien le da a «me gusta» y comenta, y hay quien lee mis cuentos de motivación a su entorno, en el trabajo, a sus amigos… Todos y cada uno de ellos me están ayudando a conseguir mi objetivo: escribir un blog de coaching, motivación, alegría y optimismo que se convierta en un referente. ¡Gracias!

Gracias a ese escaparate inicial, han ido acercándose más personas por aquí, poco a poco, hasta conseguir llegar a los primeros 1.000 seguidores en Facebook. Todavía no me lo creo. 1.000 personas que leen a diario lo que escribo, lo aprecian y me lo hacen saber a diario. Gracias a todos vosotros por estar ahí, al otro lado de mi blog.

Para terminar, decirte querido lector/a que escribo todo esto para que entiendas que tú también puedes dedicarte a lo que más te guste y motive. El primer paso es creerlo, para luego hacerlo realidad sin haberlo planeado. ¿Ves qué fácil?

PD: en breve haré un concurso para celebrar esos 1.000 «me gusta» en Facebook, estad atentos!

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

2 comentarios sobre “¡El éxito llega sin haberlo planeado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *