¡No rompas la cadena!

cadena

¡Hola!

¿Qué tal vas con esa cosa que quieres empezar a hacer y con la que aún no te has puesto? ¿Ese hábito que quieres tener y no tienes? Ir al gimnasio, leer a diario, salir a correr…

Quizá necesites un empujoncito, y aquí estoy para dártelo: te traigo el método ¡de la cadena!

Este método es perfecto para aquellas cosas que necesites hacer a diario. Ya te he puesto algunos ejemplos: ir al gimnasio, salir a correr, hacer 8 minutos de ejercicio al día, leer un poco de aquel libro que has dejado abandonado, hacer unos ejercicios de inglés, meditar durante unos minutos para relajarte.

El método de «la cadena» consiste en preparar un calendario (o una agenda) en el que poder apuntar tus logros. Imagina que quieres hacer todos los días algo de ejercicio: comienza hoy mismo, y cuando acabes, pon en el día de hoy una gran X. Mañana repite la actividad, y cuando acabes, pinta de nuevo una gran X, unida a la primera. Así, sin darte cuenta, estarás creando una cadena:

XXXXXXXXXXXXXXXX

La clave está en no romper esa cadena, ¡bajo ningún concepto! Si no tienes tanto tiempo como ayer, hazlo sólo durante unos minutos, pero hazlo. No puedes permitirte que tu cadena se rompa.

Es importante que utilices una ayuda visual que te obligue a realizar tu actividad. Busca un calendario grande y cuélgalo en algún sitio que veas a diario. La nevera servirá. Ahora comienza tu cadena y no permitas que se rompa. Si alguien pregunta por qué tienes una hoja llena de X, explícale que es la cadena que te ayuda a hacer ejercicio, aprender un idioma o relajarte a diario.

¡Venga! ¿Cuál es la actividad que te encantaría hacer y no haces? Esa va a ser tu actividad encadenada.

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *