Bondad y profesionalidad

howard-gardner

¡Buenos días!

Hoy os traigo un artículo sobre la bondad de las personas y la profesionalidad que son capaces de desarrollar. Según Howard Gardner, experto en inteligencias múltiples, maldad y profesionalidad son incompatibles.

Quizá nunca habías pensado en ello… Yo no, lo reconozco. Nunca me había planteado que para ser verdaderamente profesional (y no me refiero a desarrollar correctamente una función) hay que ser buena persona. Lo siguiente sería pensar en el concepto de bondad y maldad, y resulta complicado determinar qué hace a una persona buena, o a una mala. La realidad es que cada uno de nosotros somos un conjunto de características, que en suma, pesan más haca la bondad o hacia la maldad.

La bondad, por tanto, sería un equilibrio: compromiso, ética y excelencia (lo que Howard llama ECE). Para llegar a ser un buen profesional, hay que ponerle alma, sentimientos, emociones y cordura a nuestro trabajo.

Según Howard, no hay manera de ser un buen profesional, y a la vez mala persona en tu vida diaria o normal. No es posible porque para alcanzar la excelencia profesional es necesario superar el ego, la ambición y la avaricia, y eso solo ocurrirá si el fondo de esa persona es bueno.

Por otro lado, indica que los jóvenes entrevistados en su estudio consideran que es necesario abrirse camino (a costa de la ética) para llegar a ser excelente. ¡Una pena! Con esa mentalidad no llegaremos lejos como sociedad. Por suerte el estudio de Howard es definitivo: las personas sin ética, compromiso o excelencia pueden llegar a alcanzar cierta tecnicidad, pero nunca el verdadero éxito. Menos mal, eso me tranquiliza. Y ahora ya sabes, sigue mejorando tu vida y tu actitud para marcar la verdadera diferencia en tu futuro profesional. A seguir siendo buena persona, ¡venga!

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *