Las llaves de la felicidad

llave-felicidad

¡Buenos días!

Hoy te traigo una historia, un cuento oriental. Comienza en un mundo muy lejano, en un universo parecido al nuestro, en el que los dioses de la antigüedad…

—————————————-

En un mundo muy lejano, en un universo parecido al nuestro, los dioses de la antigüedad se encontraban reunidos, con el único propósito de buscar la forma de gastarle una broma a la humanidad. Habían decidido forjar “las llaves de la felicidad” y entregárselas a los humanos, pero escondiéndolas para que no fuesen tan sencillas de encontrar.

– Las esconderemos en las profundidades del océano – Decía uno de ellos.

– No digas tonterías, su tecnología avanza muy rápido, las encontrarán enseguida. Propongo esconderlas en lo más profundo de un volcán – Decía su compañero.

– Lo mismo daría. Construirán vehículos capaces de soportar las temperaturas de un volcán. Hay que esconderlas en lo más alto de la más alta nube – Replicó otro.

– Océano, volcán, nube… Ninguno de esos sitios es suficientemente inaccesible. El ser humano inventará la forma de encontrar las llaves. Debemos esconderlas donde nunca piensen buscarlas; un lugar difícil de suponer o imaginar, al que tarden mucho, mucho tiempo, en acceder – Replicó el más sabio de los presentes.

Todos guardaron silencio; cada uno de ellos intentó imaginar el lugar más recóndito en el que esconder las llaves, aunque ninguno se atrevió a proponer nada. De pronto, uno de los más jóvenes, preguntó – ¿Dónde, maestro? ¿Dónde deberíamos esconder las llaves de la felicidad? –

– Debemos esconderlas en el lugar del universo más inaccesible para el ser humano, el que nunca imaginarían: su propio interior. –

—————————————-

Y así decidieron hacerlo: escondieron la felicidad en nuestro interior. En tu interior. Ahora solo es cuestión de buscarla y encontrarla. Está ahí, cerca, pero difícil de alcanzar. Necesita grandes dosis de auto-conocimiento, actitud y ganas. Necesita que quieras encontrarla, o casi mejor, fabricarla. Necesita que seas consciente de tus necesidades y luches por conseguir lo que te propongas.

Recuerda: las llaves de la felicidad están en tu interior.

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *