¿Dónde está el estrés en el universo de las emociones?

poster-ingles

¡Buenos días!

Para aquellos que no me seguís en Facebook (por cierto, es fácil, solo hay que pulsar aquí y darle a “me gusta”) os contaré que hace un 3 meses me compré un libro llamado “Universo de emociones” y su correspondiente poster con el universo de las emociones al completo. ¡Es una maravilla! Según sus autores, se trata de una herramienta didáctica y divulgativa, que nos permite conocer qué sucede en nuestro interior, y nos ayuda a gestionar nuestros sentimientos. ¡Casi nada! La verdad es que yo lo voy leyendo muy poco a poco, pero me encanta y lo recomiendo 100%.

Dicho esto, me gustaría hablaros del estrés, y de dónde y cómo aparece representado en el universo de las emociones.

estres

Aquí lo tenéis, en la galaxia del miedo y muy cerca de la ansiedad. El estrés se define como un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal, pudiendo llegar a provocar diversos trastornos físicos y mentales. Es un estado emocional que experimentamos cuando estamos antes retos y amenazas que consideramos que superan nuestros recursos. Ansiedad y estrés comparten elementos, aunque la ansiedad viene dada por “miedos sin sujeto”, lo que podríamos denominar los “y si…”. Y si me abandona mi pareja, y si no encuentro trabajo, y si le pasa algo a mi marido, y si mi hija no aprueba… Son miedos sin fundamento que nos paralizan, y nos hacen sufrir.

En cambio el estrés tiene su origen en alguna parcela de nuestras vidas que nos agobia, aunque no sepamos determinar exactamente cuál es. Ya hemos llegado al problema real: encontrar la fuente de estrés que nos empuja al límite y decidir cómo acabar con ella. Niveles bajos de estrés pueden ser útiles en determinados momentos (como por ejemplo, mantenerte alerta en caso de peligro, u obligarte a estudiar el examen que tienes en 3, 2, 1 horas). El problema surge cuando ese estrés se convierte en crónico, y es importante luchar contra él para no permitirlo.

Existen métodos para combatir el estrés, y en general son muy sencillos; Por ejemplo, hacer deporte. El deporte, sea moderado o de alto rendimiento, libera endorfinas (la hormona de la felicidad, que te ayuda a vivir con más alegría y resurgir de las situaciones complicadas.

Otro método sencillo es reír. De nuevo liberas endorfinas, siempre que rías a carcajadas (una sonrisa por compromiso no vale). Mejora el ritmo cardíaco, la actividad de tus pulmones y la irrigación sanguínea.

Comer de forma saludable también te ayudará a liberarte del estrés. ¿Has oído aquello de “somos lo que comemos”? Pues es cierto: los alimentos influyen mucho en nuestro humor, por eso es necesario evitar alimentos con azúcares, fritos, refrescos, etc. y consumir vegetales y frutas en su lugar. Te sentirás mejor por dentro y por fuera.

Por último, la mejor forma de combatir el estrés es desconectar de vez en cuando. Tómate tiempo para hacer aquello que te gusta, y hazlo a menudo. Las cosas importantes no estresan, no lo olvides. Las cosas importantes nos hacen sentir bien, amados, valorados y dichosos. ¡A por ello!

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *