La importancia de aceptar

aceptar

¡Buenos días!

Llevo unas semanas con mucho trabajo acumulado, y no he podido escribir todo lo que querría. No pasa nada, ya he podido solucionarlo y aquí estoy de nuevo. Hoy vengo a hablaros precisamente de esto: la aceptación de la realidad.

Nos pasamos la vida etiquetando nuestros momentos. Unos son agradables, otros horribles y complicados. Cuando vivimos los primeros no los disfrutamos lo suficiente, sabiendo que llegarán peores. Y cuando vivimos los segundos, nos preguntamos porqué, si no nos lo merecemos.

La clave para vivir mejor y de forma más saludable es aceptar la realidad.

Las cosas son como son. Observa cómo tu cerebro etiqueta tus momentos, y descubre como precisamente eso es lo que te produce dolor. A veces estamos en una situación, y no nos damos cuenta de que duele hasta que empezamos a meditar sobre ello. Es lo que llamamos “retroalimentación”. Estás mal, sí, pero estás aún peor cuando no paras de repetirte lo mal que estás.

Por todo ello necesitas aceptar el momento. Permite que el momento presente sea. No importa que sea bueno, malo. ¡Ya estamos etiquetando otra vez! Es tu momento, y te está haciendo sentir.

Acepta y después actúa en consecuencia. Hasta que no te permites aceptar que vives en el momento que vives, no predispones tu energía a conseguir avanzar. Acepta cualquier situación actual como si tú mismo, de forma racional, hubieras elegido estar en ella (en cierto modo es exactamente así) y trabaja siempre a favor de ese momento. Intenta hacer del presente tu amigo, tu aliado más preciado, no tu enemigo.

Además piensa una cosa: si no aceptas tu presente, dificilmente aceptarás tu futuro. Posiblemente pienses que “eso” no es para ti, que no lo mereces, que no lo conseguirás, que es imposible. (¡¿CÓMO?! ¿He leido imposible?). Con esa mentalidad será complicado que seas capaz de trazar tu estrategia para conseguirlo. Empieza por aceptar tu presente, y después abraza tu futuro.

Ahora que te sabes la teoría, llévalo a la práctica. Medita sobre tu situación actual y permítete aceptarla como “tu presente”. Ahora estás listo/a para avanzar, porque sabes desde dónde avanzas. Piensa en tu futuro, y toma decisiones. Seguro que llevas tiempo dejando pasar el momento oportuno para… Aquello que realmente anhelas. Es el momento, ¡A por ello!

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *