Una historia inspiradora

screenshot_20161125-090949

¡Buenos días!

Sabéis que me encanta compartir historias inspiradoras que vivo a mi alrededor, historias de personas a las que quiero y a las que admiro por su forma de enfrentarse a las adversidades. Hoy vengo a hablaros de mi amiga Marina.

Mi amiga Marina no lo ha tenido fácil, no. Decidió marcharse al extranjero debido a la situación complicada que tenemos en España, con todo lo que eso implica. Dejar a su familia y amigos, buscar suerte en otro país, con otro idioma y otras costumbres. Conocer gente. Conocerle a él. Vivir momentos idílicos, bonitos, de alegría. Otros menos preciosos. Vivir una ruptura. Tener que tomar la dura decisión de dejarlo todo, aunque duela, y volver a casa. Seguro que conoces a alguien que haya pasado por la misma situación, ¿verdad?

Probablemente te preguntes cómo continua esta historia. ¿Qué habrá sido de Marina? ¿Volvió? ¿Lo superó? Me encantan estas historias en las que, buenos o malos, pero hay sentimientos. Muchos, de los que te hacen sentir viva, de los que hacen latir el corazón. Y me encanta poder compartir esas historias con vosotras/os, porque me parecen muy inspiradoras.

Ahora que conoces el principio de esta historia, debo contarte un secreto. Mi amiga, mi verdadera amiga, no se llama Marina ni se parece en nada a ella. Tampoco le ha pasado todo lo que te cuento, aunque te lo he contado por unas buena razón. Ahora mismo no lo entiendes, pero verás… Marina no es una persona real. Mi verdadera amiga se llama Laura.

¿Y por qué he empezado entonces contándote historias sobre Marina?¿Qué tienen que ver con Laura, mi verdadera amiga?

Resulta que Laura tiene una historia digna de contar. Después de su propia búsqueda de un futuro, después de la pregunta vital (que todos deberíamos hacernos): ” ¿Qué me gusta hacer? ¿Qué se me da bien?”, decidió dar un giro a su vida.

Y es que, Laura estudió una carrera que le encanta y se le da genial, pero ya sabemos… Las cosas no siempre salen como queremos. Entonces pensó que había otra cosa que le encantaría probar a hacer, y que “sabía” que se le daría bien. Lo sabía en su interior, lo sentía en el pecho, pero representaba cambiar bastante su enfoque de vida y todo lo que conocía. Aún así, Laura decidió seguir su instinto, y ser escritora.

Y así, casi sin darse cuenta, casi “sin haberlo planeado”, mi amiga hizo algo tan bonito y complicado como es escribir un libro. Dar vida a una persona, a unos amigos, a sus familiares, su situación, sus amores y desamores, sus vivencias. Dar vida a una historia tan real y cercana, que al leerla te emociona y te remueve. Dar vida a Marina.

Ahora entiendes que Marina, aunque no exista, es muy especial para mí y por  eso me he permitido presentárosla como amiga mía. Ha sido creada por mi amiga Laura, y por ello le tengo mucho cariño. Además, tiene una historia tan auténtica que es imposible no caer en la tentación de creer que está a tu lado, contándote sus cosas. Es imposible no abrazarla, aunque sea en tu imaginación, y es imposible no seguir leyendo para conocer qué le ocurrirá, cómo superará sus propias situaciones, cómo se enfrentará a la vida.

Empezaba mi post de hoy diciendo que compartiría una historia inspiradora. Ahora lo sabéis. Me refería a la historia inspiradora de mi amiga Laura, que decidió seguir el dictado de su intuición, sin miedos ni “qué pasará”, y escribió una novela romántica en la que nos cuenta la maravillosa historia de Marina.

Si queréis saber más, si he conseguido inspiraros, si os habéis quedado con las ganas de seguir leyendo sobre Marina y sus historias, pinchad los links que os dejo a continuación: podréis conocer primero a mi amiga Laura, y después a su querida Marina. ¡Que aproveche!

www.sinhaberloplaneado.com

¡Comparte, síguenos en redes y dale a "me gusta!

Un comentario sobre “Una historia inspiradora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *